Los intocables de Erik Ravelo

A través de la página de Facebook The Chita’s Clitoris llegan unas fotos que no pasan desapercibidas. No sé nada de su artista, ni voy a comentar mucho su trabajo, es mejor que las imágenes hablen por si solas:

THE UNTOUCHABLES (ERIK RAVELO)

El clero

McDonald’s

Brasil

Siria

Tailandia

USA

Japón

Enlaces:
Página de Erik Ravelo
Entrevista con Erik, que actualmente trabaja en Fábrica –Centro de Investigación del Grupo Benetton para la Comunicación-

Un cel de plom (Cenizas en el cielo)

No podía dejar de recomendaros este libro, y qué mejor ocasión que Sant Jordi para hacerlo. Un cel de plom, o Cenizas en el cielo en su versión en español, es el estremecedor relato de la vida de Neus Català, la última superviviente catalana del campo de exterminio nazi de Ravensbrück. El título hace referencia a la primera impresión de Neus al llegar al campo, con un cielo cubierto de cenizas de los cuerpos de las presas que terminaban en el crematorio. Se ha escrito y filmado mucho sobre los campos de exterminio nazis, pero pocos me han impactado como la historia de Neus novelada de manera exquisita por Carme Martí.

Tras unas breves pinceladas de su infancia en el pueblo de Els Guiamets, el libro nos relata como su juventud queda truncada con el estallido Guerra Civil Española, suceso que la lleva al exilio en Francia y a colaborar con la Resistencia.
Sus ganas de estudiar enfermería para ayudar a los demás y romper con la tradición familiar agricultora, su primer amor, su lucha por sus ideales… una vida difícil pero libre, hasta que la Gestapo la apresa junto con su marido media hora antes de huir y son deportados a los campos de exterminio tras 5 penosos días de viaje en un tren de ganado.


Los trenes del Holocausto
Neus conoció el infierno en el campo de Ravensbrück (literalmente puente de los cuervos), el mayor campo de Alemania de mujeres y niños. Posteriormente, como fue considerada apta para trabajar, fue trasladada al campo de Holleischen. También allí, junto a miles de compañeras, convivió con la muerte y la crueldad día a día. El libro relata con crudeza, sin caer en el morbo, todo lo que Neus vio, olió, sintió, sufrió. Pero a la vez, sorprende la solidaridad entre las presas para sobrevivir e incluso como en sus penosas condiciones saboteaban el trabajo, poniendo en peligro su vida minuto a minuto.

Neus con su taje de deportada,
un mes después de ser liberada
Es un libro que tiene dos caras, por un lado, la exposición de la realidad inhumana de los campos de exterminio, una realidad que aunque dura, es necesario conocer. El libro tiene momentos de todo, pero lejos de desmoralizar, siempre acaba emergiendo la otra cara: la entereza del ser humano en situaciones límite, la solidaridad, el coraje de Neus y esas mujeres que sacando fuerzas de donde no las había consiguieron sobrevivir día a día. Muchas de ellas quedaron en el camino, y aunque no eran situaciones agradables de recordar, Neus se prometió no olvidar nada para dar a conocer al mundo aquel no-mundo y dar voz a las mujeres caídas, si conseguía sobrevivir. El humano relato termina con las dificultades de rehacer su vida tras la liberación e intentar volver a la normalidad después de ser liberada, manteniendo siempre su lucha política.
Actualmente Neus tiene 97 años, ha podido volver a Catalunya y aunque el cuerpo ya no le responde como le gustaría por la edad y las secuelas de los campos de exterminio, sorprende oírla hablar con claridad y rotundidad. Obtuvo la Creu de Sant Jordi de la Generalitat en 2005 y fue nombrada catalana del año en 2006. En YouTube podéis ver una entrevista suya para el programa “El Convidat” (45′, en catalán).
Aquí, Neus cuenta algunas experiencias (castellano):

El libro se puede conseguir mañana con el Periódico por sólo 9,95€, junto con una rosa y un par de bombones.

Enlaces:

Ficha del libro (versión castellana)
Ficha del libro (versión catalana)
Memorial que toma el testigo de Neus: Amical Ravensbrück
Supervivientes españolas en el infierno nazi (El País)
Entrevista en El Periódico “Fuimos las olvidadas entre los olvidados”

Relacionado en el blog:
Médicos nazis

Una cita con Nancys Rubias

Inicialmente este iba a ser un post para comunicar que ya podemos disfrutar el nuevo disco de Nancys Rubias, Una cita con Nancys Rubias, cuyo primer single podéis ver y escuchar en el vídeo de final del post. He seguido a las Nancys desde sus inicios (aunque no me autodenomine fan), la primera vez que las vi fue en el primer concierto de Fangoria al que asistí, durante la gira Varietés, que también me descubrió a La Prohibida. Desde entonces he repetido, ya fuera de teloneras de Fangoria, durante las fiestas del Orgullo en Madrid o en la Dancing Queen de Razzmatazz.

Pero yo, que de vez en cuando me desconecto del mundo y de las noticias en general, para no ser tan infeliz con las desgracias de los demás que ya tengo suficiente con lo mío (sí, la estrategia del avestruz) buscando información para el post, me encuentro con la noticia que La Verdadera Nancy Rubia, Susie Pop, murió en noviembre. Y yo me entero ahora. Shock. Para mí la verdadera Nancy Rubia era la más auténtica, si exceptuamos a Nancy Anoréxica (Mario Vaquerizo), pues me transmitía no sé qué, el alma y filosofía de lo que debe ser una Nancy Rubia, y eso se palpaba en el escenario. Desgraciadamente, llevó esa filosofía hasta el extremo, y en alguna que otra foto la veía cada vez más perjudicada, pero a menudo olvidas que la gente del papel cuché son personas de carne y hueso. La hipótesis que cobró más fuerza es que se suicidó desde el viaducto de Segovia, en Madrid. Paradojas de la vida, en una de las canciones del primer disco de las Nancys, In & Out, cantaban: Out, las ferias del ganado y tirarse por el viaducto.

Será raro volver a ver a las Nancys Rubias sin, para mí, su alma mater (con permiso de Mario) La Verdadera Nancy Rubia.

“A Susie Pop, que no es hombre, ni mujer ni travesti, ni falta que le hace. Es mi niña”. (Alaska)

Tortura

Cuando tenía doce años estuve en Londres, y lo que más me impactó fue la
Cámara de los Horrores del museo de cera Madame Tussauds. A diferencia del Museo de Cera de Barcelona, u otros, la parte dedicada al “miedo” no era Drácula de Bram Stoker, el monstruo de Frankenstein o la Momia. Eran personajes históricos reales tales como Jack el Destripador, Vlad el Empalador y los métodos de tortura usados durante la Edad Media, la Revolución Francesa…

Eso sí que impresiona. Saber que hace años (y desgraciadamente aún en la actualidad, pero con otros sistemas) hubieron personas que soportaron tal cantidad de dolor, fueran culpables o en muchos casos inocentes, no deja indiferente a una.
Aplastacabezas, bota malaya, castigo de agua, desgarrador de senos, desmembramiento, garrote, péndulo, pera vaginal, potro, rueda… la crueldad humana para idear esos artilugios parecía no tener límites.

Cuando pensamos en la tortura en España, quizá nos venga a la mente la Inquisición Española o la época franquista, pero es una actividad que ha existido siempre y en todos los países. Para la Inqusición cualquier excusa era válida: conversos, herejes, brujas, homosexuales, científicos y escritores con ideas progresistas, delitos de fe (?)…

¿Qué dice la iglesia hoy en día? Bueno, según wikipedia, Juan Pablo II pidió perdón (¿un perdón en este caso es válido?) por los errores de la Iglesia a lo largo de la historia, aunque por ejemplo, el caso de Galileo Galilei (que intentó defender la teoría heliocéntrica -el Sol el centro y la Tierra girando a su alrededor-) se terminó de revisar en -atención- 1992 y “repitió una vez más la tesis que Galileo carecía de argumentos científicos para demostrar el heliocentrismo y sostuvo la inocencia de la Iglesia como institución“. en palabras de Ratzinger, entonces cardenal, “El proceso contra Galileo fue razonable y justo”.

Más:
Cámara de tortura
Instrumentos y métodos de tortura. Obviamente, en inglés hay más
Inquisición y tortura

Posts relacionados:
Médicos nazis I: Josef Mengele
Médicos nazis II: Carl Clauberg
Médicos nazis III: Herta Oberheuser

Por unas pestañas más largas

Por unas pestañas largas

Cuando nos topamos con una buena campaña publicitaria no podemos echar la vista para otro lado. Una imagen impactante basta para llamar nuestra atención sobre temas que no solemos tratar diariamente.
La campaña de Svoboda Zvírat nos informa que 300.000 animales de laboratorio son utilizados anualmente en experimentación por unas pestañas más largas o un cutis más terso.

Por un cutis fresco
Por unos labios bonitos
Por un pelo lujurioso

Fuentes y enlaces:
For long eyelashes

Ese puntito azul pálido

Primero, un vídeo de dos minutos. Puede herir sensibilidades. Debería hacerlo, de hecho.

Ésta es la Tierra vista desde un poco más allá de Saturno (1.500 millones de kilómetros de distancia)

 Sí, ese mísero píxel blanco ampliado en la esquina

Ahora, otro vídeo de minuto y medio con una reflexión de Carl Sagan, basándose en la foto que hizo la nave Voyager 2 de nuestro planeta, a 6.000 millones de kilómetros.

Basado en el post de Fogonazos Álbum de la Tierra desde el espacio exterior

Post relacionado:
El tamaño sí importa