Un cel de plom (Cenizas en el cielo)

No podía dejar de recomendaros este libro, y qué mejor ocasión que Sant Jordi para hacerlo. Un cel de plom, o Cenizas en el cielo en su versión en español, es el estremecedor relato de la vida de Neus Català, la última superviviente catalana del campo de exterminio nazi de Ravensbrück. El título hace referencia a la primera impresión de Neus al llegar al campo, con un cielo cubierto de cenizas de los cuerpos de las presas que terminaban en el crematorio. Se ha escrito y filmado mucho sobre los campos de exterminio nazis, pero pocos me han impactado como la historia de Neus novelada de manera exquisita por Carme Martí.

Tras unas breves pinceladas de su infancia en el pueblo de Els Guiamets, el libro nos relata como su juventud queda truncada con el estallido Guerra Civil Española, suceso que la lleva al exilio en Francia y a colaborar con la Resistencia.
Sus ganas de estudiar enfermería para ayudar a los demás y romper con la tradición familiar agricultora, su primer amor, su lucha por sus ideales… una vida difícil pero libre, hasta que la Gestapo la apresa junto con su marido media hora antes de huir y son deportados a los campos de exterminio tras 5 penosos días de viaje en un tren de ganado.


Los trenes del Holocausto
Neus conoció el infierno en el campo de Ravensbrück (literalmente puente de los cuervos), el mayor campo de Alemania de mujeres y niños. Posteriormente, como fue considerada apta para trabajar, fue trasladada al campo de Holleischen. También allí, junto a miles de compañeras, convivió con la muerte y la crueldad día a día. El libro relata con crudeza, sin caer en el morbo, todo lo que Neus vio, olió, sintió, sufrió. Pero a la vez, sorprende la solidaridad entre las presas para sobrevivir e incluso como en sus penosas condiciones saboteaban el trabajo, poniendo en peligro su vida minuto a minuto.

Neus con su taje de deportada,
un mes después de ser liberada
Es un libro que tiene dos caras, por un lado, la exposición de la realidad inhumana de los campos de exterminio, una realidad que aunque dura, es necesario conocer. El libro tiene momentos de todo, pero lejos de desmoralizar, siempre acaba emergiendo la otra cara: la entereza del ser humano en situaciones límite, la solidaridad, el coraje de Neus y esas mujeres que sacando fuerzas de donde no las había consiguieron sobrevivir día a día. Muchas de ellas quedaron en el camino, y aunque no eran situaciones agradables de recordar, Neus se prometió no olvidar nada para dar a conocer al mundo aquel no-mundo y dar voz a las mujeres caídas, si conseguía sobrevivir. El humano relato termina con las dificultades de rehacer su vida tras la liberación e intentar volver a la normalidad después de ser liberada, manteniendo siempre su lucha política.
Actualmente Neus tiene 97 años, ha podido volver a Catalunya y aunque el cuerpo ya no le responde como le gustaría por la edad y las secuelas de los campos de exterminio, sorprende oírla hablar con claridad y rotundidad. Obtuvo la Creu de Sant Jordi de la Generalitat en 2005 y fue nombrada catalana del año en 2006. En YouTube podéis ver una entrevista suya para el programa “El Convidat” (45′, en catalán).
Aquí, Neus cuenta algunas experiencias (castellano):

El libro se puede conseguir mañana con el Periódico por sólo 9,95€, junto con una rosa y un par de bombones.

Enlaces:

Ficha del libro (versión castellana)
Ficha del libro (versión catalana)
Memorial que toma el testigo de Neus: Amical Ravensbrück
Supervivientes españolas en el infierno nazi (El País)
Entrevista en El Periódico “Fuimos las olvidadas entre los olvidados”

Relacionado en el blog:
Médicos nazis

Anuncios

Un comentario en “Un cel de plom (Cenizas en el cielo)

  1. Tenía ganas de leerlo pero he esperado a hoy para regalarlo y como queda en casa ya lo leeré después.
    Como bien dices hemos leído y visto mucho sobre los campos de exterminio nazis, pero pienso que esta historia contada en primera persona por Neus Català es de los últimos testimonios que podremos conocer.
    Es un libro muy recomendable para los jóvenes, que no se olvide lo que fue, que no se queden los las líneas más o menos maquilladas de los actuales libros de texto.
    Feliç Sant Jordi!!!

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s