No hay que dormirse

Mucha gente duda de la efectividad o continuidad del movimiento 15M. Un movimiento ciudadano espontáneo, en el que la gente ha abierto los ojos y ha dicho basta ya. Sé poco de historia, cada uno hace lo que quiere o puede para cambiar el mundo, pero lo cierto es que no estaríamos como estamos hoy si no fuera por otros movimientos ciudadanos que también dijeron basta ya, como sucedió en Stonewall el 28 de junio del 69. Gays, lesbianas y sobretodo transexuales, protagonizaron una revuelta espontánea hartos de la contínua represión y abuso policial. Plantaron la semilla, se hicieron ver, dijeron “estamos aquí”. Es por eso, que todavía hoy, por los alrededores del 28J, tenemos que salir a la calle para decir estamos aquí, y queremos vivir dignamente.
Es sabido que en España, durante el franquismo, la homosexualidad era perseguida hasta con la cárcel por la Ley de Vagos y Maleantes (efectiva hasta 1970) y sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social. Ésta última sobrevivió a Franco, ya que fue derogada hace cuatro días, en el 1995, aunque se aplicó a homosexuales por última vez en el 78. Es espeluznante pensar que cuando yo ya tenía 15 años, existía dicha ley y que a mis 10 la homosexualidad era considerada una enfermedad. 

Barcelona, 26 de junio 1977

En 1977 hubo la primera manifestación por los derechos LGTB en España, concretamente en Barcelona. También hubo cargas policiales, también hubo heridos como ha sucedido en diversas plazas de España y parte del extranjero en 2011, pero el movimiento no ha cesado. Porque aún, en nuestro país, suceden diariamente episodios de violencia física o verbal hacia las personas LGTB (hablo por experiencia propia). Porque aún se nos expulsa de bares por besarnos, porque se nos despide de nuestros trabajos, porque aún hay asesinatos, porque nos ponen trabas para formar familias, porque aún hay suidicios por al acoso al que somos sometidos. Eso sin hablar de derechos en otros países, en algunos de los cuales está vigente la pena de muerte por homosexualidad.

Por todo ello hay que salir a la calle el 28J, en este caso concreto, en Barcelona el 26, o el 2 de julio en Madrid o la fecha que sea en tu ciudad, seas hetero, gay, asexual o lo que quieras. Para celebrar hasta donde hemos llegado, y para reivindicar todo lo que falta por conseguir. No vale decir que no vamos a la mani porque hay intereses de empresas y partidos políticos detrás, no vale quedarse en casa diciendo que las musculocas afeminadas bailando encima de un camión no nos representan y dan mala imagen del colectivo LGTB. Son justamente gais, lesbianas, bisexuales y transexuales como tú, y las plumas y tacones de las drags y trans del Nueva York del 69, y de la Barcelona del 77, las que empezaron a abrir los ojos a miles de personas. Sigamos abriendo ojos, abriendo mentes, practiquemos el orgullo y la visibilidad el 28J y los 364 días del año restantes.

Para más info clicar los enlaces del post.

Anuncios

Un comentario en “No hay que dormirse

  1. Sí. Debemos mucho a toda esa gente que se jugó mucho más que nosotros al decidirse a luchar por lo que era legítimamente suyo, aunque les hubieran hecho creer que no y les hubieran privado de sus derechos como personas.
    Es muy triste que haya alguna gente capaz de llorar tras perder su equipo un partido de fútbol pero no se inmute siquiera ante un abuso a otra persona.
    La sociedad sí que está enferma, y no nosotros.

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s