La pluma hetero

El otro día me topé con un interesante escrito que hablaba sobre la pluma, pero no la pluma gay, sino la pluma hetero. ¿Y eso existe? os preguntaréis. Bien, si le damos la vuelta a la tortilla inserte su chiste lésbico aquí y tenemos en cuenta que la pluma es “un código complejo de comportamientos y actitudes físicas y psicológicas que tradicionalmente se ha asociado a los hombres gays como una de sus señas de identidad”, sí, también hay comportamientos y actitudes para remarcar la identidad del macho hetero. 

Mucha gente suele rechazar la pluma gay, incluso dentro del mismo colectivo. Mover las manos exageradamente, vestirse de una forma determinada, emitir grititos agudos… Se toma como una molestia y hasta como una ofensa, de vergüenza ajena o motivo de burla que alguien demuestre que es gay soltando pluma. Como si los plumíferos no fueran “hombres de verdad”. 
Pero si volvemos a la definición inicial, y analizamos los comportamientos y actitudes de ciertos hombres heteros, vemos que soltar pluma hetero consiste en:

– Rascarse los cojones en público.
– Discutir de fútbol con los compañeros y amigos.
– Saludar a otro amigo propinándole golpes en la espalda o en el pecho y riendo con la voz muy grave.
– Intercalar un taco cada tres palabras.
– Fumar puros tomando una copa de anís sentado con las piernas abiertas.
– Escupir sorbiendo previamente los mocos.
– Hacer comentarios machistas y homófobos.
– Bailar agarrotado, con los puños cerrados y los codos pegados al cuerpo.
– Echar el culo hacia atrás al abrazarse con un amigo.
– Admirar los coches veloces, y conducir agresivamente.
– Contar con orgullo las anécdotas de la mili (las novatadas tan “divertidas” que hizo), las borracheras (es el que más aguanta) o las relaciones sexuales que ha tenido con mujeres (las tías que “se ha tirado”).
– Llevar pantalones siempre.
– Beber cerveza agarrando la botella por el cuello y echando eructos sonoros de forma ostensible.

Visto así des de fuera, fríamente, la pluma hetero es cómica y ridícula, puede que más que la gay incluso. Son papeles y representaciones heterosexuales que sufren los niños des de la infancia y a lo largo de su vida, sin ser conscientes de ello y a pesar de todo, no remiten a ninguna “esencia” viril y cercenan el conocimiento del propio cuerpo en toda su diversidad.

Si queréis leer el articulo original clicad aquí.
Anuncios

3 comentarios en “La pluma hetero

  1. Por qué lo primero que me ha venido a la mente sólo con el título ha sido la primera frase de la lista?

    Otro día podrías hablar de la pluma hetero femenina, que también la hay…

    Me gusta

  2. Yo no le veo pluma hetero, es la costumbre, lo mismo que hablar fuerte, intentar besarnos y lamernos la mitad de la cara.
    Creo que si hubiese pluma sería en estos hombres que exageran la masculinidad como en los partidos de fútbol que luego se matan a golpes todos. Y gritan y se comportan como simios.
    En si la mayoría de hombres que veo son bastante normales, incluso con toques afeminados, hombres masculinos y varoniles se ven muy pocos.

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s