El Celuloide Oculto (The Celluloid Closet)

Hace algún tiempo visioné La Calumnia, protagonizada por Audrey Hepburn y Shirley MacLaine. El tratamiento del lesbianismo en una película de 1961, me sorprendió y me pregunté si habría más películas clásicas que abordaran el tema. Por cierto, recomiendo mucho esta película, sobretodo por la interpretación de Shirley en el desenlace de la misma. También fue la peli que me hizo ver a Audrey con otros ojos, vi la Audrey actriz en lugar de la Audrey icono.
Fue a raíz de esa búsqueda que me tropecé con un documental llamado The Celluloid Closet, de 1995, que repasa cómo el cine ha tratado la homosexualidad en sus 100 años de existencia que tenía por aquel entonces. Actores, actrices, guinistas, directores… hablan sobre las películas que hicieron y se hicieron en ese momento y cómo ha ido evolucionando la presencia de gays y lesbianas en la gran pantalla.
Resulta chocante que en una película experimental de Edison, de ¡1985! aparezcan dos hombres bailando al son de un violín. Y es que el cine, en sus inicios, incluso el cine mudo, presentaba escenas más allá de la amistad (aunque así se la nombrara) entre personas del mismo sexo. Obviamente nada explícitas, pero sin dejar lugar a las dudas. Pronto se empezó a utilizar al “mariquita” como un hombre afeminado objeto de burla, no así con la mujer. Como se dice en el documental,

“No hay pecado como ser mujer. Cuando un hombre se viste de mujer, el público se ríe. Cuando una mujer se viste de hombre, nadie se ríe, sólo piensan que está estupenda”. 

No seré yo quien niegue que Marlene Dietrich está estupenda vestida de hombre en Marruecos (1930) 
Pero hacia 1934 la Legión de la Decencia (impulsado por la iglesia) y el Código de Hays establecieron las bases de la censura en el cine, autorizando a recortar, modificar o directamente suprimir escenas de besos con la boca abierta, abrazos lujuriosos, violaciones, aborto, nudismo, prostitución, obscenidad… y perversiones sexuales, por supuesto. Pero los personajes homosexuales no desaparecieron, simplemente se hicieron más difíciles de encontrar y pasaron a ser “villanos de sangre fría” (La hija de Drácula -1936-, el ama de llaves de Rebecca -1940-, presidiarias en Sin remisión -1950-). Eso sí, personajes torturados, con derecho a ser maltratados, asesinados, conscientes que nunca encontrarían el amor, rol que seguiría y sigue vigente en la mayoría de las películas con un personaje homosexual.
Los guionistas habían aprendido a escribir entre líneas, y el público interesado también había aprendido a ver así las películas. Es por eso que siendo lesbiana, te empeñas en ver homosexuales por todos lados a la mínima ambigüedad, tanto en cine como en la vida real, porque siempre se ha mostrado de una forma velada, indirecta. No podías construir parte de tu esencia como persona, porque no había apenas referentes.

“Es asombroso como, si eres un espectador gay y estás acostumbrado a las migajas, puedas mirar una película entera sólo para ver a alguien llevar un atuendo que crees que significa que es homosexual. La película puede ser un fiasco, pero tú sólo te sientas a esperar que Joan Crawford se ponga otra vez su camisa vaquera negra”

Joan Crawford en Johnny Guitar (1954)
La censura se iba aflojando y se empiezan a ver películas como la famosa Con faldas y a lo loco (1959) con un Tony Curtis y Jack Lemmon travestidos y su famosa frase final. Víctima, del 61, es la primera película donde se explicita la palabra homosexual/queer y es también el 61 el año de La Calumnia. 34 años después, la misma Shirley nos hablará de cómo percibió el personaje de Martha .
A partir de los 80, se extiende el uso de la palabra maricón como insulto en multitud de filmes. Los gays pasan de ser sus propias víctimas, a víctimas de los demás por su condición. Los actores son recelosos de interpretar a homosexuales, por si puede afectar a su carrera. Hay una incomodidad en ver a dos hombres practicando sexo (Su otro amor, 1982), pero comodidad ante dos cuerpos femeninos desnudos, incluso atracción y erotismo. No se percibe como una amenaza, y Susan Sarandon en el documental nos explica de manera magistral por qué no se toman en serio las relaciones lésbicas en el cine.

Susan: “¿Cómo no iba a acostarme con Catherine Deneuve?” El ansia, 1983.

En fin, un documental muy agradable, completo e ilustrativo, ganador de un premio Sundance en el 96 y nominado a 4 Emmys. Cine y realidad social de la época van cogidos de la mano, así que también es un respaso sobre la percepción de la homosexualidad por la sociedad. La pega es que te muestra el final de algunas películas… así que si queréis ver alguna sin que os destripe el final, en la Wikipedia está el listado de las que se analizan.

Tomates Verdes Fritos, 1991
Anuncios

4 comentarios en “El Celuloide Oculto (The Celluloid Closet)

  1. Acabo de ver el documental, me ha gustado a la vez que me han sorprendido algunos comentarios, por ejemplo sobre Ben-Hur!!!
    Quizás cuando lo reflexione mañana más despierta vea algo más, ahora me quedo con la idea de que cuando el cine aun era B/N se trataba la homosexualidad con más naturalidad.
    Siempre me ha gustado la Sarandon en las entrevistas que he visto o leido, además de como actriz.
    Tomates verdes una peli de las que procuro ver siempre que la hacen, a poder ser sola xq así lloro a gusto y nadie se rie de mi!!! Pasa de puntillas sobre el amor entre Idgie y Ruth. Hace poco lei el libro y me gustó.
    Bona nit. . . .

    Me gusta

  2. Tan poquito hace que descubriste el Celuloide Oculto? Me sorprende, viniendo de ti… claro, que yo soy perra vieja y ya lo tenía en VHS. Cuando el formato quedó obsoleto lo compramos en DVD.

    Me encantó la primera vez que la vi, y no me importa volver a verla de vez en cuando.

    Me encantó cuando explicaban cómo tuvieron que “engañar” a Charlton Heston en Ben-Hur para que no pensara que estaba interpretando a un personaje homosexual… jajja.

    Me gusta

  3. la verdad es q lo tenía hace muchos años, pero en la “separación de bienes” desapareció misteriosamente y no lo volví a tener presente hasta que me volví a interesar por el tema. Lo vi por youtube, pero ahora q ya lo tengo en condiciones, lo podré ver de tranquis.

    Me gusta

  4. De acuerdo. Interesante documental (lo acabo de visionar)… me pregunto si existirá una versión europea. ¿?

    Personalmente creo que el gran éxito (que aún no se ha conseguido) es que los personajes y/o relaciones homosexuales puedan ser parte de una peli comercial sin que la gente salga del cine o haya censura por parte de productores o directores. Creo que se está avanzando bastante en este tema con las series de TV (incluso está de moda incorporar una pareja gay a la trama para ganar audiencia) pero desgraciadamente aún hoy las pelis donde l@s protagonistas son homosexuales son consideradas de temática gay y pocas veces son proyectadas en las salas de cines convencionales. A mi me gustaría poder superar esta etiqueta y poder acercarse un poquito más a la 'normalidad'.

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s