Desviarse de lo estipulado

Hoy me he vuelto a dar cuenta que es muy difícil salirse de cómo está montado el mundo. Y de que está montado en base a una normas, que hasta que no te afectan, ni te das cuenta de que existen. No, no sólo estoy hablando del heterosexismo (en pocas palabras, el presuponer que todo el mundo es heterosexual y educarnos como tal, discriminando pues las otras opciones). Estoy hablando de una aparente chorrada que le ha sucedido a mi hermano: tiene una taza con su nombre y un dibujo. Pues bien, él es zurdo y el asa está en la derecha: al beber el dibujo le queda detrás, no lo puede ver por el simple hecho de ser diferente al diestrismo dominante. Lo mismo te pasa si mides menos de lo normal, o eres más alto, gordo, ciego, o vas en silla de ruedas. Cierto que algunas otras son inevitables, pero algunos diseños pueden ser igualmente funcionales para todo tipo de personas.
A la que intentas o necesitas salir de lo que está estipulado, te encuntras con dificultades más o menos graves.
Este año también he intentado salirme de la (puta) Navidad. Es imposible. A no ser que te aísles en una cueva, claro. Aún sin haber felicitado a nadie, ni haber nombrado la Navidad para nada, es inevitable recibir algún sms, postalita o leer algún foro felicitándote la Navidad (¿por qué me felicitan la Navidad y no el día de la mujer trabajadora por ejemplo?). Si miras la tele un minuto, Navidad por todas partes. Si sales a la calle, también. Si te conectas a internet, también. Es imposible.

En fin, que dentro del sistema estamos y dentro del sistema estaremos por muy rebeldes que pretendamos ser. De ésos de verdad, hay muy pocos. Yo creo que están casi extintos. Lo están, seguro. Al final todos caemos en la trampa de no seguir nuestros más férreos principios. Somos unos vendidos. Y aunque intentemos desviarnos del camino, alguien hará que volvamos a entrar, aunque lo haga insconscientemente porque nunca ha tenido la oportunidad de plantearse que el mundo es así porque así lo han diseñado unos pocos.

Post relacionado: La gran mentira

Anuncios

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s