Curar la homosexualidad

Deberíamos dar las gracias a todo el colectivo (desgraciadamente numeroso) de personas con buenos sentimientos que quieren ayudar a curarnos de nuestra homosexualidad. Una de las razones que aducen es que, cuando alguien se autodescubre como homosexual, eso le genera sufrimiento. Parece que no se enteren de que ese sufrimiento se lo produce la existencia de gentuza como ellos, no el hecho de enamorarse (aunque sea de alguien de su mismo sexo). Para ahorrarnos ese sufrimiento, a lo largo de la historia han ideado tratamientos con los que cambiarnos de bando. Qué más da que funcionen. Si no funcionan, no es que sean inadecuados, sinó que eres maricón perdido. Algunos de ellos:

1. Electroshocks. Práctica habitual en los años 50 y 60. Por ejemplo, lo médicos van pasando fotos de personas de tu mismo sexo desnudos, y si detectan algún tipo de excitación… electrocución al canto.

2. Envenenamiento. Inyecciones o ingesta de sustancias tóxicas mientras te exponían a estímulos homosexuales

3. Los no menos agresivos tratamientos psicológicos, en muchos casos, ni siquiera practicados por pseudopsicólogos sino por grupos evangélicos. Por supuesto, la causa final de que te puedas curar de la homosexualidad, es tu fe en Dios. Sabiendo las causas de la homosexualidad (según ellos: padres alcohólicos, poca habilidad deportiva, abusos sexuales en la niñez, ambiente hostil, falta de figura paterna…) lo único que hay que hacer es tratar estos traumas y ya serás un hetero de pro. Tienen tela sus razones. Más adelante dedicaremos un post a ellas.

4. Inyección de hormonas, castración, extirpación de los testículos…

5. Modificación del comportamiento: obligarte a actuar como se supone que debe actuar alguien de tu sexo según el rol social impuesto.

No olvidemos que la homosexualidad se retiró de la lista de enfermedades de la OMS en 1990. Estas barbaridades no quedan pues tan lejos. Y estoy convencida que rodavía se siguen practicando en la actualidad. Quizá algunas no tan bestias, pero la terapia de reorientación sexual aún existe. ¿Porqué se sienten tan amenazados por los homosexuales? Nunca lo llegaré a entender.

La peli de temática But I’m a cheerleader satiriza (aunque a mi no me hizo ni puta gracia) esta situación, donde una animadora hetero es llevada por su entorno familiar, que decide que es lesbiana, a un centro de reeducación de su homosexualidad.

Toda la información que he encontrado se refiere a gays, ya que según ellos deduzco que las lesbianas no existen, aunque seguro que muchas de ellas han sufrido estos tratamientos.

Anuncios

2 comentarios en “Curar la homosexualidad

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s