Cosas que odio en el cine

Las pocas veces que voy al cine (no por gusto, sino por precio) hay un par o tres de cosas de la gente que NO SOPORTO, en orden creciente de cabreo:

1. Que suene un puto móvil en medio de la peli, sobretodo si es en un momento crucial. Y mira que avisan antes que empiece que lo apagues.

2. La maldita cultura de las palomitas. Ruidos de bolsas, crujidos de la peña masticando y sorbiendo su refresco tamaño maxi. Hay gente que sólo le falta quitarse los zapatos para estar como en casa. Y luego lo dejan todo guarro cuando termina, de juzgado de guardia. ¡Una escoba y un recogedor les daba yo a esos guarros! Irrespetuosos.

3. Lo que nunca he llegado a entender todavía, no sé si soy de otro planeta o qué, es que la gente se ría en escenas que no proceden. O tienen empatía cero con el personaje, o no han entendido nada de la película, son gilipollas muy simples, o no sé. Cuando la protagonista tiene una crisis de histeria, o un ataque de ansiedad por ejemplo en una situación límite. ¿Dónde coño está la gracia?


Este post viene a que el domingo vi “Los abrazos rotos“, la nueva peli de Almodóvar. Es un drama en general, con toques de humor donde uno puede reírse. Pero recuerdo dos escenas particularmente dramáticas, que más adelante puedo escribir en los comentarios para no desvelar la trama (los spoilers no avisados me joden un montón), en las que bastante gente, se puso a reír a carcajada limpia. Aunque en otro contexto algún gesto pudiera dar lugar a sonrisa, en el de la escena en cuestión no, por favor. ¡Qué poca sensibilidad señores!

Os dejo con el tráiler, aunque ya sabéis que el tráiler cuenta la película, por si os apetece verla. En general la crítica no es buena (por eso de que nadie es profeta en su tierra), pero yo que no soy una entendida, me gustó. Creo que los protagonistas hacen un buen trabajo, y cada vez Penélope me gusta más. Aunque no es una peli típicamente Almodovariana, a excepción de la estética.

Post relacionado:

Penélope Cruz

Anuncios

8 comentarios en “Cosas que odio en el cine

  1. Esos zapotos rojossss los quiero yo!!!!!Desde que están los multicines se pueden contar con los dedos de una mano las veces que he ido al cine , me gustaban los cines de antes amplios y grandes .Para ver una peli , necesito tranquilidad y no estar diciendo a todas horas SHHHHIIT.Besotes

    Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de las risas. La gente en el cine se rie por nada, y es ahí donde tengo la sensación de que soy imbécil y no me estoy enterando de la película por no pillar la gracia al asunto.Y lo de las palomitas mejor no hablar, sólo hay una cosa que me moleste más que tener a alguien al lado masticando palomitas mientras unas cuantas van a parar al suelo: las viejunas cotorras.

    Me gusta

  3. No eres de otro planeta ,no vamos a ser dos sería muy raro jjje. Tienes razón pero yo añadiría otra cosa los que hacen chistes de la peli. Una escena buena y siempre hay un gracioso con la tontería en la boca y te jode una frase o una palabra.Me pone mala mala ir al cine por todo lo que comentas, suelo ir a sesiones de última hora si puedo en un día de diario es mas tranquilo.No he visto la peli esta aún. No soy fan de Almodovar pero me han dicho que está bien. Igual me animo.Saludos.

    Me gusta

  4. Justo con Almodóvar tengo yo una anécdota sobre la risa y lo diferente que resulta una peli según quién la vea. Vi la peli “Volver” en Copenhague con una amiga española. Hay una escena, cuando están cargando el frigorífico en el coche que a nosotras nos hizo reírnos a carcajadas. Ni un solo danés en el cine se rió. De hecho, nos miraron como si estuviéramos locas. El humor es muy diferente según la persona que lo ve y su cultura.

    Me gusta

  5. a mi almodovar me hace mucha gracia siempre. y no es q sea un simple gilipollas, sólo que este director, particularmente, maneja el doble sentido de sus escenas constantemente. y si, puede ser que el personaje ete en plena crisis de angustia y muriendose de dolor porque el hombre que ella ama y adora por sobre todas las cosas la engañó y además la dejó por otra (pepa en “mujeres…”) pero eso no quita que esté empacando una flor de plastico hinchable y unos patos de ceramica que son horrendos y esa situación me parezca en iguales cantidades trágica y cómica.
    a veces hay que dejar la puerta entornada a las percepciones ajenas y aprender de ellas. nunca viene mal. ahora, dicho esto, estoy 100% de acuerdo con que dan ganas de meterle un zapatazo en la boca a la gente que hace ruido en el cine (sea xa reirse, llorar, comentar o abrir bolsas de caramelos). ver cine es un acto muy delicado e intimo, debería respetarse mucho mas.

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s