La risa sardónica

Hoy en día mucha gente abandona a sus mayores en la soledad de sus casas o en residencias. Se dice que los sardos cortaban por lo sano: cuando los ancianos no podían valerse por sí mismos, sus hijos los arrojaban por un precipicio, o los subían a los montes para apalearlos en medio de una gran fiesta y jolgorio.

El momento de morir debía ser un acontecimiento feliz; para ello daban a las víctimas una poción que le hacía sonreír hasta la muerte. Otra versión es que esta poción la tomaban los cartagineses asentados en Sardinia (Cerdeña) cuando eran condenados a muerte, para sonreír antes de morir y dar la bienvenida alegres a su “nueva vida”.

Evidentemente la risa no era tal, sino una contracción involuntaria de los músculos maseteros (en medicina, trismus o imposibilidad de abrir la boca), similar a la que provoca la enfermedad del tétanos. La causa de esta sonrisa que desafía a la muerte o risus sardonicus, era Oenanthe fistulosa, una planta que crece en Cerdeña con las que preparaban la “poción”.

La planta en cuestión

El descubrimiento del principio activo de O. fistulosa podría abrir las puertas a nuevas curas para determinados casos de parálisis facial.

Joker, poseedor de la risa sardónica más famosa

Fuentes y enlaces:
La poción de la sonrisa de la muerte
La sonrisa sardónica

Polyacetylenes from Sardinian Oenanthe fistulosa: A Molecular Clue to risus sardonicus

Anuncios

4 comentarios en “La risa sardónica

  1. Para mi, demasiado contundente la primera frase. Puede que haya mucha gente que lo haga, pero también muchisima que no.
    En comparación de los sardos y su “fiesta del apaleamiento” los esquimales, que los dejaban morir de hambre y de frio, hasta parecen compasivos!!!
    La esperanza de vida cada vez es mayor y las mujeres (por tradición las que habitualmente nos ocupamos de los mayores) hemos llegado al mundo laboral para quedarnos, así que hay que adaptarse e intentar llegar a todo y no es que por ser mujeres podamos hacer varias cosas a la vez, es que muchas veces no nos queda más remedio!!!
    Em va agradar el post de la terra, un petó.

    Me gusta

  2. Bueno, si una tiene que morir, que sea con una sonrisa… yo lo veo más por el lado de que la muerte te pille cuando estás disfrutando.

    No, bromas aparte me parece muy bestia y retorcido esto de la sonrisa sardónica… parece más un lavado de posibles culpabilidades, si el muerto está sonriente es que ha llevado una vida feliz (aunque no sea el caso). Sobre el tema de los abuelos abandonados… bueno, la sociedad occidental cada vez provoca más estos casos, de ahí que determinados inmigrantes hayan encontrado una salida laboral en ello. De todas formas, el cuidado de los mayores debería ser compartido por todos, independientemente de ser mujer u hombre… pero es algo que ya hemos olvidado.

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s