¿Cómo sería la Tierra para nosotros si fuera cúbica? ¿Es eso posible?

La tierra es redonda. Bueno, no es la cosa más redonda que existe, pero se le acerca. Si la Tierra fuera del tamaño de una pelota de baloncesto, nuestras montañas y valles serían sustancialmente más pequeños que los bultos de la pelota. Y hay una razón para ello: Las rocas pueden parecer sólidas, pero a escala planetaria son más blandas que la sopa. Una de las cosas que mantiene las montañas bajas es la erosión, pero el componente más importante es que la montaña tiende a hundirse bajo su propio peso. Así que, contra más grande se hace un planeta y más gravedad adquiere, el peso de la materia supera su propia dureza y el planeta tiende a tomar forma esférica. 

Phobos (izq.), un satélite, no es suficientemente grande para generar la gravedad necesaria y tendir hacia una esfera, al contrario que su planeta Marte (derecha).

Así que un planeta enano podría tener forma de cubo (no es probable que se forme así, pero bueno). Algo del tamaño de la Tierra, sin embargo, está condenado a ser esférico.

Esta tierra cúbica es más habitable de lo que debería. Imagen toma de Altered Realities.
La vida en una Tierra cúbica sería bastante diferente. Aunque la gravedad en la superfície no apuntaría hacia el centro exacto de la Tierra (uno de los síntomas de ser una esfera), todavía apuntaría aproximadamente hacia el centro. Así que, contra más cerca estuvieras de un borde, más notarías el efecto de la gravedad, como si estuvieras en una pendiente. Aunque visualmente no podría apreciarse, tendríamos la sensación como si cada una de las seis caras formara un bol. Esto tendría efectos importantes.  

Si caminaras alrededor del ecuador terrestre (izq.) tu altitud sería casi constante. Si caminaras alrededor del ecuador de una Tierra cúbica, al cambiar de cara experimentarías “altitudes” tan altas como 2,6 km (Everest=8,8 km). Las 8 esquinas del cubo serían 4,7 km más altas que los centros de cada cara.

Los mares y la atmósfera caerían al punto más bajo que pudieran encontrar, una pequeña región en el centro de cada cara, no más de unos mil kilómetros más o menos.

De todos modos, océanos y atmósfera serían varias veces más profundos. Que no es tan importante para nosotros como podríamos pensar. En nuestra Tierra esférica, si estás alrededor de 5 km por encima del nivel del mar, la mayoría del aire estaría por debajo tuyo. 
En la cubotierra, la gran mayoría de terreno formaría grandes extensiones de roca estéril expuestas directamente al espacio. Si estuvieras en el borde de una cara y miraras hacia el centro, podrías ver claramente la burbuja de aire y agua extendida sobre la superfície plana. Toda la vida quedaría relegada a un fino anillo de unos 40 kilómetros de ancho alrededor de la costa de esas burbujas. 

Sección de una cara: la gravedad seguiría apuntando hacia el centro de la Tierra cúbica. Como resultado, el agua (azul oscuro) y el aire (azul claro) se desplaza “valle abajo” y se acumula en el centro de cada cara. El único territorio habitable sería el espacio que rodea el mar, donde el aire se encuentra con el agua (líneas verdes).

Asumiendo que el cubo estuviera orientado como la mayoría de vosotros se lo está imaginando, con los polos en el centro de dos de las caras, dos de esas burbujas tomarían la forma de casquetes de hielo. 
Lo mejor de todo de la cubotierra es que tendría 6 regiones totalmente aisladas. No habría ninguna razón, más allá de alguna panspermia local, por la que la vida de cada cara estuviera relacionada con cada una de las demás caras. Si las biosferas tomaran diferentes caminos, podríamos tener una atmósfera nitrógeno/oxígeno en alguna de las caras (como la que tenemos) y otras de hidrógeno/nitrógeno/dióxido de carbono en otras (como nuestra atmósfera primitiva de hace 3 mil millones de años). 
Esa pequeña áera con atmósfera, también afectaría el movimiento de agua y aire a gran escala. No nos tendríamos que preocupar por los huracanes, pero la cubotierra tardaría mucho tiempo en compensar la temperatura. En nuestro planeta tenemos corrientes árticas y ecuatoriales, por ejemplo, que distribuyen la temperatura alrededor de todo el planeta. En la cubotierra tendríamos que soportar grandes fluctuaciones de temperatura estacionales. 
Puestos a suponer, es poco probable que la vida compleja pudiera evolucionar en una cubotierra. De todos modos, si lo hiciera, su programa espacial sería tan sencillo como hacer una larga caminata, y sus físicos usarían su tiempo ponderando cómo sería una tierra esférica.  

Artículo original (inglés)

Anuncios

3 comentarios en “¿Cómo sería la Tierra para nosotros si fuera cúbica? ¿Es eso posible?

  1. Ciertamente hay mucho tiempo libre por ahí… suerte que, por lo menos, algunos lo emplean en plantearse cosas cómo esta.

    Me ha gustado mucho. Muy interesante. Aunque si ahora, teniendo un sólo medio ambiente, muchos se empeñan en acabar con él, no quiero ni pensar en cuál sería su actitud teniendo cinco más en la recámara para poder migrar a medida que se los cargaran, en plan migración humana a otros planetas después de destruir el nuestro (el día que eso sea posible ya nos podemos despedir de nuestra amada Tierra esférica…).

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s