Animales increíbles VIII: Elysia chlorotica

Cuantas veces entre biólogos habremos hecho el chiste de “me voy un rato a fotosintetizar” al hecho de hacer el perro tomando el sol después de comer… sí, a veces somos así de freaks. Lo que no sabía, hasta hace pocos días, es que existe un animal que sí que lo hace: Elysia chlorotica. Un animal capaz de obtener su alimento gracias a la luz solar como si de una planta se tratara… ¿perdón? ¿rewind?

En efecto, este opistobranquio (babosa marina, para entendernos) ha adquirido la capacidad de sobrevivir sin depredar a nadie. Bueno, no del todo. Elysia chlorotica se alimenta de una alga (Vaucheria litorea) y secuestra los cloroplastos (los orgánulos encargados de la fotosíntesis) en su sistema digestivo, donde fotosintetizan hasta un año (la esperanza de vida del animal) sin presencia de otros restos celulares del alga, por lo que no estamos hablando de una simple simbiosis. ¿Cómo pueden existir cloroplastos funcionales en el interior de un animal marino? 
La adquisición de cloroplastos (cleptoplastia) ya era conocido en otros moluscos. La novedad de E. chlorotica es que ha incorporado genes del alga a su propio genoma. De otra manera sería imposible el funcionamento de estos cloroplastos, ya que no son autónomos. No se puede olvidar que estos orgánulos fueron originariamente bacterias para formar parte de una célula eucariota mediante simbiosis (teoria de la simbiogénesis), por lo que transfirieron la mayor parte de su genoma al núcleo de la célula huésped. Por ello, los cloroplastos no funcionan normalmente por sus propios medios y necesitan de la ayuda de proteínas codificadas desde el genoma de la célula vegetal. Esa es justamente la maravilla de E. chlorotica: posee en su genoma un gen del alga (psbO) que produce proteínas para hacer funcionales esos cloroplastos. Es el primer animal en que se detectó este gen, tan común en plantas y algas. Está inclusoen los huevos de la babosa, lo que corrobora que los investigadores no detectaron genes de restos de algas sin digerir en los ejemplares adultos. Ha sido asimilado perfectamente por el genoma del animal. Para el que quiera profundizar un poco más, esos genes se adquirieron por transferencia horizontal.
¿Y si sucediera lo mismo en otros animales, incluídos nosotros, ya sea de manera natural o artificial?

Fuente: El viaje al poder de la mente (Eduardo Punset) pgs 310-312.

Post relacionado:
Todos los animales increíbles que han pasado por el blog

Enlaces de interés:
Con ustedes el animal planta (Maikelnai)

Anuncios

2 comentarios en “Animales increíbles VIII: Elysia chlorotica

  1. ¡Esto me da esperanzas! ¡pronto seremos nosotros que aprenderemos a hacer algo útil con tanto tomar el sol!
    y por cierto, no sólo los biólogos hacéis la fotosíntesis, soy testigo de que los filólogos son muy dados a ella también… aunque los orgánulos para la fotosíntesis no les deben funcionar muy bien pq después de fotosintetizar un rato el cerebro no funcionaba demasiado…

    mola el bichejo 🙂

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s