Animales increíbles I: los tardígrados

Los Tardígrados u osos de agua, son un grupo de invertebrados de 0,1-1,2 mm que viven en lugares húmedos. Son especialmente abundantes en la película de humedad que recubre musgos y helechos, aunque no faltan especies oceánicas y de agua dulce, por lo que podemos considerar que viven en cualquier parte del mundo, incluso a escasos metros de ti, en la hierba entre baldosa y baldosa por ejemplo. Se han encontrado bajo capas de 5 metros de hielo, montañas de 6000 metros de altura y a profundidades oceánicas de 6000 metros.

Su cuerpo, aparentemente simple pero fantásticamente efectivo, consta de cinco segmentos: en el segmento cefálico, poseen la boca, puntos oculares y cirros (“pelos”) sensoriales. En los cuatro siguientes, un par de patas terminadas en garra o ventosa que utilizan para desplazarse (muy lentamente, de ahí su nombre) y anclarse al terreno.
No tienen aparato circulatorio, respiratorio ni excretor, y se reproducen por huevos sin pasar por fases larvarias.

Su boca posee dos estiletes que atraviesan los vegetales de los que se alimenta, para succionar luego los productos de la fotosíntesis. Además de alimentarse de vegetales, también pueden succionar el contenido celular de microorganismos y otros invertebrados microscópicos.
Cuando los tardígrados mudan su cutícula (el “caparazón” que los cubre), las glándulas salivales se encargan de regenerar estos estiletes junto con toda la estructura bucal.

Lo más increíble de estos minúsculos animales es su resistencia: en condiciones extremas, pueden quedarse en “standby” (criptobiosis) pasando de tener un 85% de agua corporal a un 3%, reducen o suspenden completamente la alimentación y reproducción y así se quedan durante cientos y quizá miles de años. Esto les permite sobrevivir a temporadas de frío (hasta ¡¡¡-272ºC!!!) y sequedad extremos, radiación ionizadora, calor (hasta ¡149ºC!) y polución, así como a inmersiones en ácidos y disolventes. Para salir de este estado, sólo les basta una gota de agua y condiciones ambientables favorables para continuar con su vida como si nada hubiera pasado.

Otro dato fascinante es que seguramente su número de células es fijo para cada especie.

No se sabe a ciencia cierta cuál es su filogenia o camino evolutivo, lo que añade más misterio a cómo, cuando, porqué y a partir de quién aparecieron estos fantásticos seres.

No te pierdas a un tardígrado en movimiento:

//www.youtube.com/get_player

Anuncios

4 comentarios en “Animales increíbles I: los tardígrados

  1. No estoy segura de querer profundizar en la vida de estos bichos, verlos en movimiento me hizo dar risa nerviosa -jijiji- cercano a la histeria. Nunca antes la mortalidad me había parecido tan estéticamente deseable.

    Me gusta

  2. comorll?? si son una preciosidad.. es increíble como un bicho tan pequeño sea tan perfecto… como se le doblan las garritas… os imaginais poder quedar en stop cuando nos diera la gana y despertarnos al cabo de 200 años? claro que quizá lo que veríamos sería pero que la actualidad….cuanto deben vivir estos animales? sus células envejecen con lentitud¿?

    Me gusta

¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s